Del Potro ganó un duro partido y se metió en la final de Estocolmo