Expulsion de de Vido, una batalla perdida en contra de la impunidad

No se logro el dos tercios necesarios de los votos para la exclusión del cuerpo.

Con 138 votos afirmativos, 95 negativos y 3 abstenciones los diputados se expidieron sobre la sanción disciplinaria que se pretendía aplicar al diputado Julio De Vido, sin alcanzar los dos tercios reglamentarios.

Listado de votos emitidos:

El debate por momentos se torno caliente entre los diputados presentes de distintos frentes, a favor y en contra de la expulsión del diputado.

Pablo Tonelli, presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales explicó que “esta Cámara tiene la potestad disciplinaria, que deriva directo de la Constitución Nacional del artículo 66”.

-Extracto del articulo mencionado de la constitución (Artículo 66.- Cada Cámara hará su reglamento y podrá con dos tercios de votos, corregir a cualquiera de sus miembros por desorden de conducta en el ejercicio de sus funciones, o removerlo por inhabilidad física o moral sobreviniente a su incorporación, y hasta excluirle de su seno; pero bastará la mayoría de uno sobre la mitad de los presentes para decidir en las renuncias que voluntariamente hicieren de sus cargos.)

La iniciativa fue presentada por Silvina Lospennato, Eduardo Costa y Elisa Carrió. Esta ultima expreso en la sesión, “Vengo a acusar como lo hago en forma reiterada y precisa, como lo hago desde mi primera denuncia en octubre de 2003”, y explicó que “en la reforma constitucional de 1994 se incluyó a la corrupción como atentado al orden democrático por conllevar enriquecimiento ilícito. Yo acuso al diputado De Vido por ser un infame y traidor a la Patria”.

Estas son algunas de las causas por la cual se realizo el debate y que complicarían a de Vido:

Once: se trata de la causa por la muerte de 51 personas el 22 de febrero de 2012 en esa terminal ferroviaria. De Vido está procesado como coautor del delito de descarrilamiento y partícipe necesario del delito de defraudación contra la administración pública por administración fraudulenta. En agosto el Tribunal Oral Federal 4 estaría en condiciones de poner fecha al juicio oral. La defensa pidió la semana pasada que lo juzgue un tribunal popular.

Trenes chatarra: es la causa por la que ya fue preso el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime. El juez federal Julián Ercolini lo procesó a De Vido por “administración fraudulenta agravada por haber sido cometida en perjuicio de una administración pública” por la compra de trenes a España y Portugal que resultó ser material inservible. La Cámara Federal confirmó el procesamiento. Está en condiciones de ser elevado a juicio oral.

Obra Pública: se investiga una asociación ilícita que concedió obra pública al empresario Lázaro Báez. Allí está procesada la ex presidenta Cristina Fernández como jefa de una asociación ilícita y De Vido fue parte de la banda “destinada a cometer delitos para apoderarse ilegítimamente y de forma deliberada” de los fondos asignados a la obra pública vial, “en principio, en la provincia de Santa Cruz”. La Sala I de la Cámara Federal debe revisar esa decisión.

Renegociación de contratos ferroviarios: el juez federal Sebastián Ramos lo procesó por incumplimiento de los deberes de funcionario público al no haber renegociado los contratos ferroviarios entre 2003 y 2010. La resolución tampoco fue revisada por la Cámara aún.

Subsidios a colectivos: fue el último de los procesamientos en su contra. El juez federal Claudio Bonadio encontró responsable al ex ministro de un desvío de más de 600 millones de pesos en subsidios y ordenó un embargo sobre sus bienes de 1.000 millones de pesos. Le prohibió, además, salir del país y lo obligó a presentarse en su juzgado el primer día hábil de cada mes. Consideró probado que la Secretaría de Transporte, que dependía de De Vido, entregó “sistemáticamente”, durante casi diez años, subsidios a empresas de colectivos por montos mucho más altos de lo que debían cobrar.

Hay otras causas judiciales que están en marcha, como la investigación sobre su patrimonio, la compra de gas licuado y dos causas en donde se analizan contratos firmados por obras en Río Turbio, en una de las cuales el fiscal Carlos Stornelli pidió el desafuero, la detención e indagatoria del legislador kirchnerista.

El proyecto de Cambiemos para la destitucion del diputado:

En su descargo, Julio De Vido, se refirió a su trayectoria política y a su labor como ministro de Planificación. Enfatizó: “No vengo a ejercer el derecho a mi defensa porque no hallo legitimidad en este proceso”. Y, explicó que “jamás me amparé en mis fueros parlamentarios”. Además, denunció ser “blanco de un plan sistemático de marketing, escrito por el asesor de Macri”.

Los integrantes del kirchnerismo festejaron moderadamente un resultado casi cantado, Carrio lo acuso de ser el cajero de Nestor Kirchner, no esta alejada de la realidad ya que fue el mayor controlador del presupuesto nacional durante 12 años y medio, se demostró que no solo fue deshonesto en su gestoria, también un inepto en el manejo.

El Gobierno ha demostrado en el dia de ayer, que las 135 causas abiertas no son solo un cuento del oficialismo, sino que existió un gobierno corrupto que no hizo mas que utilizar al pueblo argentino para su propio beneficio, no queda mas que el consuelo de que se intento desenmascarar una mafia que duro mas de una década, sin suerte ya que se denota el triste y vergonzoso entramado político que indica que puede llegar a seguir y perdurar en la dirigencia actual de la argentina.