HOY SE DEFINE SI HABRÁ MARCHA UNITARIA EL PRÓXIMO 24 DE MARZO

Desde el año 2008, dos grandes bloques movilizaron separados en Tucumán: los organismos de derechos humanos y agrupaciones kirchneristas, por un lado; y organizaciones sociales y partidos de izquierda.

La reunión que esta noche se realizará en el Patio Lorca será clave para definir si el próximo viernes, cuando se cumplan 41 años del golpe genocida, habrá una gran marcha unitaria que ponga por delante la resistencia a las políticas de ajuste del gobierno de Mauricio Macri y el repudio al terrorismo de Estado o haga eje en las divisiones que existen y que lleva a movilizaciones separadas desde hace 9 años.

En el 2008, el denominado “conflicto del campo” tensó las contradicciones entre organismos de derechos humanos alineados al gobierno nacional de Cristina Fernández de Kirchner y organizaciones de izquierda opositoras. Eso llevó a una primera división que luego se fue afianzando con las miradas disímiles sobre el kirchnerismo.

Años después, la designación de César Milani como jefe del Ejército distanció aún más a ambos bloques. Milani era acusado por algunas Madres de Plaza de Mayo de La Rioja de haber sido partícipe de crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura. A pesar de eso, de que organismos como el Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels) recomendaron que no se lo designe y de las fuertes luchas para que se lo juzgue, Hebe de Bonafini decidió abrazarse con el flamante jefe del Ejército y tomar una postura contraria a las que históricamente habían tenido las Madres. A nivel local, varias fueron las organizaciones de derechos humanos afines al kirchnerismo que pidieron que se lo juzgue a Milani. Sin embargo, eso no fue suficiente para zanjar las diferencias.

En medio, aparecieron otras políticas estatales como Proyecto X y la represión en Kraft, Lear, etc., fueron generando más distancia.

Con la asunción de Mauricio Macri, cambió la situación. El ajuste y la represión que vienen impulsando como política de Estado empujaron a la unidad de la acción de diferentes sectores que antes aparecían en veredas opuestas. En el 2016, no se logró una marcha unitaria para el 24 de marzo. Pero en esta oportunidad, todo apunta a que se conseguirá poner como eje central la resistencia al macrismo y dejar las otras profundas diferencias de lado.

En una reunión que se realizó el viernes pasado, el conjunto de las organizaciones presentes avanzaron en un documento unitario que ponga el eje en la resistencia a las políticas macristas. Salvo los representantes del Partido Obrero (PO) y del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), las demás organizaciones presentes manifestaron la intención de una sola marcha. Para el PO y el PTS, que integran el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), el documento no critica al kirchnerismo y no denuncia sus políticas antipopulares. También plantearon la dificultad de movilizarse con quienes apoyaron a Milani.

Hoy se hará la última reunión antes del próximo 24.

¿Será posible una gran marcha unitaria luego de casi una década?

Fuente: [Agencia de Prensa Alternativa]