El Jueves cierra el aeropuerto tucumano. Todo lo que tenes que saber

Por las reformas en la terminal aérea, Benjamín Matíenzo, los pasajeros deberán salir con cuatro horas de anticipación.

A partir del Jueves el Aeropuerto Benjamín Matienzo (TUC) entrará en tarea de reparación y mantenimiento. Debido a esto, los pasajeros que viajen en estos meses deberán trasladarse hacia el Aeropuerto de Termas de Río Hondo (RHD).

Lo que se viene es para entusiasmarse. Los trabajos, que ya se iniciaron, incluyen la ampliación de la pista en 600 metros (tendrá 3.500 en total) y la reconstrucción de la franja central de la misma, que es por donde circulan los aviones en aterrizaje y despegue. También se harán reparaciones y mantenimiento en la plataforma (donde se estacionan los pasajeros para ser abordados) y en las calles de rodaje, que quedarán a nuevo y con un nuevo sistema de balizamiento.

Con todas estas mejoras, que incluyen un incremento en la resistencia del hormigón de la pista, el aeropuerto tucumano podrá recibir aviones de gran porte, incluyendo el Airbus A380, el avión de pasajeros más grande del mundo y estará listo para conectar Tucumán con Lima y Santiago de Chile con vuelos directos, el primero de los cuales tendrá su bautismo al día siguiente de la reapertura.

Cuando se anunció el cierre, en un principio la Nación había sostenido que no solventaría el traslado de pasajeros desde Tucumán a Termas y viceversa, pero luego cambió de idea. Entonces el debate que se abrió fue si era preferible que los micros partieran desde el aeropuerto o desde la Terminal de Ómnibus de Tucumán. Las autoridades concluyeron que, por una cuestión de orden y para evitar confusiones entre los pasajeros, lo mejor es que los colectivos partan desde el Aeropuerto, donde además el pasajero podrá dejar su auto de forma gratuita durante el tiempo que permanezca de viaje.

Diferentes alternativas para llegar al aeropuerto de Termas.

Para transportar los pasajeros a Las Termas, el Gobierno nacional dispuso ómnibus gratuitos para conectar ambas aeroestaciones. En el caso de las partidas, el pasajero deberá llegar al aeropuerto tucumano cuatro horas antes de la salida del vuelo. Por ejemplo: para un vuelo que parte a las 9 de Termas, el micro sale desde TUC a las 5.10, pero hay que presentarse en la parada media hora antes.

Para algunos será más fácil ir hasta la Terminal y pagar un ómnibus de línea a Termas, que cuesta en promedio $ 100, menos incluso que un viaje en taxi desde el centro al Benjamín Matienzo, pero a esto hay que sumarle el precio del taxi desde la Terminal de Termas hasta su aeropuerto, unos $ 150 más. Lo que genera una suma de $250 para llegar al aeropuerto santiagueño.

Otra opción es ir en auto particular a Termas y dejarlo en el estacionamiento, que durante estos tres meses será gratuito, según le informaron las autoridades de Aeropuertos Argentina 2000 a Giobellina, presidente del ente de turismo.

Fuente y Foto: [La Gaceta]