Liberaron al sospechoso de matar a dos adolescentes

“Es muy ajustada a derecho la decisión que ha tomado la fiscal. No existe el más mínimo elemento que relacione a Weiman con el homicidio. Me parece que ha sido muy valiente al tomar esta decisión”, sostuvo Solivarent.

Luis Esteban Weiman, el vigilador privado detenido hace un mes por la denominada “masacre de Florencio Varela”, fue liberado ayer luego de que la fiscal de la causa desistió de pedir la prisión preventiva por falta de pruebas, informó su defensa. Antonio Solivarent, uno de los abogados defensores de Weiman, precisó que su defendido había sido liberado a las 12.10 por orden del juez de Garantías Carlos Agüero, ya que la fiscal María Dongiovanni no había pedido “la prisión preventiva ni ninguna medida cautelar”.
De esta manera, ya no quedan detenidos por los homicidios de dos adolescentes y las graves heridas sufridas por otras dos, tras un ataque a balazos cometido durante la madrugada del 11 de febrero, en la mencionada localidad del sur del Gran Buenos Aires, cuando las cuatro volvían de bailar. Denise Juárez, de 17 años, recibió nueve tiros y Sabrina Barrientos, de 16, cuatro, y ambas murieron en el lugar, mientras que Némesis, de 15, fue herida de tres balazos y Magalí, de 16, de dos.
“Es muy ajustada a derecho la decisión que ha tomado la fiscal. No existe el más mínimo elemento que relacione a Weiman con el homicidio. Me parece que ha sido muy valiente al tomar esta decisión”, sostuvo Solivarent, según consignó la agencia Télam.

Con relación a su defendido, Solivarent adujo que como los investigadores no lograban “convertirlo en asesino”, lo sindicaron como quien “manejaba la droga en (Florencio) Varela”, pero dijo que finalmente “no se pudo probar” ninguna de estas acusaciones.

En tanto, la abogada de los familiares de la víctimas, Florencia Casamiquela, criticó la investigación de la causa llevada hasta el momento, que definió como “cómoda”. Para Casamiquela, se centró la investigación en la hipótesis de “encontrar al autor material” y se dejaron de lado “todos los condimentos que rodearon la masacre de las chicas”. Y agregó: “Acá hay una red de complicidades, acá hay mucha gente que sabe qué es lo que sucedió y están queriendo ocultar la verdad intentando enmascarar esta tragedia, esta ejecución mafiosa, con la participación de un loquito inmotivado”.

También señaló que hay “líneas investigativas que no han sido llevadas adelante”, como el dato de que una persona llevó a las chicas a entregar un paquete a Ezeiza.

Fuente:[La Nación]